|

10 lecciones para emprendedores que he aprendido en 2011

diciembre  2011 / 24 23 Comments

Se termina el 2011 y llega el momento de hacer balance, que probablemente de para otro post. En este quiero compartir lo que he aprendido en el primer año como emprendedor.

Realmente, este año ha sido realmente duro: he perdido 6 kg pasando a pesar 64 kg, he conocido lo que es el stress y tomar valerianas y cosas así para estar más tranquilo y poder dormir, apenas he tenido tiempo para mi novia y mi familia, y practicamente no he visto a mis amigos. Es decir, mi calidad de vida a pasado de ser maravillosa a ser bastante lamentable :)

Esto lo quiero comentar para toda la gente que piensa meterse a emprender. Ahora hay una moda, incluso a veces parece que hay una necesidad, por emprender, pero muy poca gente te cuenta realmente lo mal que se pasa y lo duro que es. Habrá excepciones, pero con todos los emprendedores que he hablado me comentan lo mismo: “mi calidad de vida a pasado a ser lamentable” :)

Sin embargo, ninguno nos quejamos ¿Por qué? Porque las satisfacciones son tan grandes que todo lo demás pasa a un segundo plano, y porque sabemos que la incertidumbre, la presión, el stress, son parte esencial del juego al que hemos elegido jugar.

Cuando hecho la vista atrás y vemos todo lo que hemos conseguido en Geazen sin prácticamente un duro y tan sólo tres personas, me lleno de orgullo y pienso que por qué no me animé antes a emprender. Supongo que todo tiene su momento.

Como espero que esto lo pueda leer alguien como tú, que tal vez tengas en la cabeza por estas fechas, la idea de meterte a emprendedor, quiero compartir contigo lo que he aprendido en este 2011 en lo que a emprender se refiere:

El equipo es fundamental. Sin equipo no tienes nada. No es la idea, ni el presupuesto, ni la inversión. Es el equipo. Es aquí donde te la juegas, así que deja el excel y empieza a pensar otra vez en el equipo.

Necesitas tirarte a la piscina y ver si sabes realmente nadar. Cuando trabajas por cuenta ajena nadas con manguitos y en el mar muerto. Puede que tengas un estilo estupendo nadando, pero cuando te metes a emprender, tienes que saber si a parte de estilo, sabes o no sabes nadar por tu propio pie, sin ayuda de nadie. Es algo que te tienes que demostrar a ti mismo. Antes de saber si vas a lograr la proeza de cruzar el estrecho a nado e ir a buscar los patrocinadores de la azaña, tienes que haberte demostrado a ti mismo que sabes nadar. Tú sólo, sin manguitos, en mar abierto, con oleaje, y a contracorriente.

Tienes que saber que se terminó la magia. Cuando estás trabajando por cuenta ajena, todo es tremendamente más fácil. Como dice Óscar Feito, imprimes un papel y la impresora funciona, te conectas a internet y la red funciona. Cuando eres emprendedor simplemente estás sólo y tienes que ocuparte de que todas esas cosas básicas funcionen, y te voy a contar algo bastane obvio: los ordenadores se estropean, las oficinas no se limpian solas, los servidores se caen, las plantas hay que regarlas, el papel se termina, las facturas hay que reclamarlas, las bombillas se funden, etc. Todo eso es un trabajo ya en sí mismo que antes dabas por hecho. Ahora tienes que asumir todo ese trabajo extra, simplemente para poder tener las condiciones básicas para poder trabajar.

Permanece enfocado. El enfoque es fundamental. Tu trabajo como emprendedor no va a consistir en qué quieres hacer, sino en decidir qué grandes oportunidades tienes que rechazar. Vas a tener un montón de oportunidades por el camino, que van a ser realmente muy interesantes, y te van a permitir generar nuevos ingresos. Si no sabes decir que no a esas oportunidades y permanecer enfocado, al final serás bueno en algunas cosas, y excelente en nada. Vendrán competidores especializados que harán solo una cosa de forma extraordinaria y te robarán el queso.

El primer business plan no se cumple, vete asumiéndolo. Después de años y años trabajando por cuenta ajena, estoy todavía por ver un presupuesto que se haya cumplido a rajatabla. Si una empresa con recorrido no es capaz de clavar qué ingresos y gastos va a tener en los próximos 12 meses ¿Cómo esperas que tu business plan, sin ningún tipo de histórico, empezando la empresa desde cero, se cumpla mínimamente? No pierdas semanas con el excel. Haz un business plan que te sirva de guía, tírate a la piscina, y cuando la realidad se te muestre a la cara, vete reflejándola en el business plan y ve adaptándote. No vas a hacer un business plan para cumplirlo, vas a hacer un business plan que te permita mantenerte a flote y no hundirte.

El cliente es lo primero. Trabajas para el cliente, el cliente te paga, el cliente te trae más clientes, el cliente te diferencia, el cliente es tu principal inversor. No es suficiente con tratar bien al cliente, hay que hacer todo lo posible por enamorarlo. Y para eso, tienes que saber qué espera de ti y enamorarte tú también de él. Disclamer: lo que no quiere decir que el cliente siempre tenga la razón. En Geazen tenemos dos tipos de clientes, Yings (afiliados) y Yangs (afiliadores). No hay mejor forma de crecer comercialmente que el amor. Cuando un Ying o un Yang dice en voz alta que está enamorado de Geazen, simplemente nos llegan más Yings y más Yangs a los que enamorar.

El problema de pensar en grande es que no sabes qué es “GRANDE”. Cuando has estado mucho tiempo encerrado en un acuario y te pones a nadar en el mar, pensarás que si logras nadar 5 veces la distancia de tu acuario, estarás haciendo algo grande. Si alguien viene y te dice que podrías llegar a nadar 30 veces la distancia de tu acuario, pensarás que entonces sí que estás haciendo algo Grande. Sin embrago, sigues anclado en tu antiguo paradigma que no te permite pensar realmente en grande. Hasta que no dejes de pensar en el acuario y te des cuenta de que estás nadando en el mar, no podrás pensar en GRANDE.

Si no vas a hacer algo GRANDE no merece la pena que te quites los manguitos. Si te metes a emprender, tu vida va a cambiar, la vida de tu familia también va a cambiar, y al principio esos cambios van a ser claramente a peor. El camino del emprendedor es un contínuo sacrificio para ellos y para sus familias, con un componente alto de riesgo y coste de oportunidad. Si emprendes por voluntad propia siempre es mejor hacer algo GRANDE, o no podrás dejar de pensar lo bien que estabas con los manguitos. Además, este país necesita más emprendedores que piensen en GRANDE y en internet este enfoque es practicamente obligatorio. Cambia de paradigma. Ólvidate del acuario y empieza a pensar en la inmensidad del mar.

Paga por lo que no sepas hacer (o no hagas nada si no sabes hacerlo excepcional). Si no sabes diseñar, paga un diseño. Si no sabes hacer un business plan, paga a un financiero. Si no tienes dinero y no sabes como obtenerlo, paga a un profesional que te ayuda a conseguirlo. Es decir, si no sabes hacer algo de forma excepcional, busca a quien sepa hacerlo y págale (será mucho más barato que hacerlo mal o mediocre). O lo que haces es excepcional o mejor no lo hagas.

Cuídate. Como dicen Carlos Bravo y François Derbaix, tienes que cuidarte y sacar tiempo de debajo de las piedras para hacer algo de deporte. También tienes que comer bien y sano, y descansar. Todo eso es compatible con trabajar mucho y duro. Emprender es una carrera de fondo. No dormir, comir poco y mal, y no hacer deporte con tal de sacarle unas horas más al día te destrozará a largo plazo y hará que no llegues a cruzar la meta. Piensa que eres una máquina y que necesitas mantenimento.

Extra bonus: Tienes que divertirte mientras nadas, porque la recompensa por todo lo mal que lo pasas, por todos los sacrificios que tienes que hacer, no es el dinero, ni el éxito, ni el reconocimiento. La recompensa es la propia acción de nadar, el hecho de mantenerte a flote, de aprender de los errores, de ir superando metas. Y si nadar deja de divertirte, no tiene sentido que sigas.

Si te gusta este blog, te recomiendo darte de alta en mi boletín de noticias.

Pedro Robledo – who has written posts on Pedro Robledo.




  • Muy bueno, me ha encantado. Me quedo con el 1, el 3, el 5, el 6, el 9 y el 10…bueno, me quedo con todos ;)

  • Muchas gracias Nuria :)

  • quisiera dare las gracias por este post, me ha inspirado mucho y me ha hecho replantearme muchas cosas

    un fuerte abrazo

  • Me alegro mucho :) ¡Gracias por pasarte por aquí! :)

  • Jesus Redondo says:
    diciembre 26, 2011 13:24 PM

    Reply

    Me ha gustado mucho tu post, tomo nota

  • Gracias Jesús! :)

  • Verónica Fénix says:
    diciembre 26, 2011 21:26 PM

    Reply

    Ha sido un post maravilloso, muchas gracias y feliz año a todos ^^!!!

  • ¡Gracias Verónica! ¡Feliz Año! :)

  • Rafael Calvache says:
    enero 1, 2012 23:06 PM

    Reply

    Felicidades por el post y por el poema que creo que refleja especialmente bien los 10 puntos que nos regalas.

    Gracias y ánimo!!

  • Me gusta tus recomendaciones por claras y por crudas , y otra cosa me gustan tus fotos en el blog pero por que estas precisamente?

  • Muchas gracias Rafael. Y feliz año!! :)

  • Javier, me alegro mucho que te gusten. Las fotos las he escogido simplemente por un motivo epicureísta (es decir, porque me molan ;)

  • Felicidades y sobretodo gracias por describir tan bien la realidad que vivimos los emprendedores. En nuestro caso, nos tiramos a la piscina sin más. Emprender y que salga bien no es fácil! Necesitas un enorme espíritu luchador porque la gracia está en cometer errores, (muchos errores!), aprender de ellos y aún así, seguir adelante con más ganas. Por suerte, cuando a un le entra el bajón, está el otro apoyando (de ahí la importancia de tener un buen equipo!). Intento no perder nunca el positivismo, por eso creo y estoy segura de ello, que emprender ha sido una de mis mejores decisiones! A pesar del duro trayecto que vivimos, un bonito paseo nos espera.

  • Muchas gracias Cristina,

    Entre emprendedores nos entendemos ;)

    Un saludo!

  • Hola Pedro,

    En una sociedad donde (¿Hasta hace poco?) existía la mentalidad “lo que mis padres no me dan, me lo tendrá que dar el estado”, es muy refrescante leer tu post. Se trata de ser responsable uno mismo de su vida, su existencia. Asumir tal responsabilidad, te hace crecer. Te amplia tus horizontes. Te hace apreciar muchas cosas que dabas por hecho. Te hace realista, sin tener la obligación de dejar de soñar. Te enseña unos limites que tienes sin remedio y te da la oportunidad de ir ampliando otros.

    Lo que decía Confusius; Elije una ocupación que te encanta y nunca tendrás que trabajar un día en tu vida :-)

  • 6 meses hace que inicie el camino después de 14 años en una gran empresa privada…..jo cuanta razón llevas y que bien me viene estos “10 mandamientos” para continuar
    Mil gracias

  • Enhorabuena Pedro. Genial artículo, como siempre. Refleja una gran realidad en la que ando involucrado también yo hace algún tiempo. Estoy seguro que este año recogeréis muchos frutos. Yo estoy en ello también. ;-)

    Un abrazo.

  • Aline Casanova says:
    enero 14, 2012 10:56 AM

    Reply

    Me ha gustado mucho el artículo y por esas estamos pasando, así que lo comparto.

    Gracias Pedro.

  • José Ramón says:
    enero 14, 2012 11:26 AM

    Reply

    Pedro, no te conozco, pero este post es el más claro y acertado que he visto (y he visto muchos) acerca de qué es realmente emprender (en internet o fuera). Seguro que si sigues teniendo las ideas así de claras y la cabeza tan correctamente amueblada llegarás lejos. ¡Ánimo!
    P.D.- Voy a darme una vuelta por tu web que no la conozco

  • Un post genial! Para los que nos estamos pensando en meternos en este mundo, nos viene de perlas! Gracias!
    Por cierto, aprovecho para invitarte a la página que han abierto los de Colegio de Empresistas. Publican noticias de actualidad, eventos que organizan, formación… Te paso el enlace de su web y de su FB por si le quieres echar un vistazo. Un saludo!
    http://www.empresistascantabria.es/
    http://www.facebook.com/empresistas

  • Pena que no hayas aprendido a cumplir lo que prometes

  • Yo agregraría una frase mas: “cuida de tu cliente, y tu cliente cuidará de tu negocio”. Yo tengo un pequeño el cual ha crecido gracias a mucho trabajo y esfuerzo y he aplicado mucho esa regla. Ya tengo una sucursal y estoy pensando en abrir una tercera. Luego que la carrera comienza, si aplicas todas esas cosas que tu dices ahí, seguro que nadie te para, y el límite es solamente tu imaginación.

  • Hola Pedro, no conocía tu blog, lo encontré por una referencia de Alex. El poste está muy bien, especialmente los puntos 7 a 9 me han gustado mucho. Y claro Kavafis, eso no falla nunca. Enhorabuena.

Leave a reply

Your email address will not be published. Website Field Is Optional